la cúrcuma y las enfermedades inducidas por la radiación

la cúrcuma y las enfermedades inducidas por la radiación

La cúrcuma y las enfermedades inducidas por la radiación: La radiación puede definirse como energía transmitida en forma de ondas o partículas. Existen dos tipos de radiación: radiación ionizante (radiación de alta energía como los rayos UV, rayos gamma) y radiaciones no ionizantes (radiación de baja energía como infrarrojos, ondas de radio, señales inalámbricas, etc.). Una exposición a alta dosis o una exposición a baja dosis durante largos periodos de tiempo a dicha radiación provoca la aparición de diversas enfermedades como cánceres, enfermedades del corazón, lesiones en la piel, inflamación, estrés oxidativo crónico, cistitis hemorrágica (enfermedad del tracto urinario), trastornos debido a la peroxidación lipídica y el estrés oxidativo, entre otros. La mayor parte de las enfermedades y daños al cuerpo son causados por la radiación ionizante debido a su mayor contenido de energía. La exposición a las radiaciones generalmente ocurre durante radiografías, tomografías computarizadas y radioterapias, o debido al entorno laboral o la proximidad a centrales nucleares.

¿Cómo ayuda la cúrcuma a prevenir la enfermedad inducida por la radiación?

cúrcuma y las enfermedades inducidas por la radiación La exposición a la radiación debido a tratamientos médicos o diagnósticos o accidentes por radiación conduce a la aparición de diversas enfermedades debido a daños en los tejidos, muerte celular, inestabilidad genómica, daño en el ADN, cánceres, daño y envejecimiento de la piel, estrés oxidativo, etc. La cúrcuma se ha utilizado desde hace muchos años atrás, es una especia increíble ampliamente utilizada en la medicina ayurvédica desde tiempos antiguos, tiene efectos radioprotectores y previene la aparición de diversas enfermedades inducidas por la terapia de radiación y otras formas de exposición a la radiación. La exposición a la radiación causa un daño máximo debido a la producción de radicales libres en exceso. La curcumina, el principal ingrediente activo presente en la cúrcuma, se sabe que tiene propiedades antioxidantes y, por lo tanto, elimina estos excesos de radicales libres. El uso de la curcumina puede ayudar a esteproceso. Estas propiedades de la cúrcuma y su capacidad para curar y reducir los síntomas de la enfermedad asociados con la cantidad de exposición a la radiación se discutirán en detalle en las siguientes secciones. Además, se discutirán la dosis recomendada y las precauciones.
  1. El uso de la cúrcuma reduce la mucositis oral inducida por la radiación

La mucositis es una enfermedad caracterizada por la inflamación de las membranas mucosas (membranas que producen moco para lubricación). Se ha observado que la terapia de radiación en pacientes que padecen cáncer de cabeza y cuello crea un alto riesgo de aparición de mucositis oral. Las investigaciones han demostrado que el efecto de la curcumina haciendo gárgaras regularmente como enjuague bucal puede mitigar y retrasar los síntomas de la mucositis oral en estos pacientes y esto gracias a la biodisponibilidad de la curcumina.

¿Qué significa esto?

La cúrcuma puede reducir la gravedad de la mucositis oral inducida por radiación.

  1. La cúrcuma ejerce efectos radioprotectores en las glándulas salivales

Los estudios han demostrado que las glándulas salivales son extremadamente sensibles a la radiación. Por lo tanto, la terapia de radiación a pacientes con cáncer de cabeza y cuello tiene un efecto significativo en la salud de las glándulas salivales, causando dificultad para tragar, infección oral y otros efectos secundarios. Las investigaciones y los resultados de los estudios han demostrado que el extracto de cúrcuma ayuda y puede ejercer efectos radioprotectores en las glándulas salivales (curcumina oral) al afectar varios procesos, como la reducción de la peroxidación lipídica (un proceso que ocurre debido a la oxidación de los ácidos grasos poliinsaturados), disminuyendo la producción de radicales libres, etc.

¿Qué significa esto?

La cúrcuma reduce el daño de las glándulas salivales inducido por la radiación.

  1. La cúrcuma previene la radiodermatitis causada por la terapia de radiación

La terapia de radiación en pacientes con cáncer a menudo tiende a afectar la región que rodea el tejido objetivo, lo que lleva a un daño tisular en aquellas células adyacentes a los tumores. Esto lleva a la radiodermatitis o daño en la piel inducido por la radiación. Las investigaciones han demostrado que la cúrcuma puede desempeñar un papel importante en la reducción del grado y la gravedad de la radiodermatitis en pacientes con cáncer de cabeza y cuello.

¿Qué significa esto?

La cúrcuma reduce el riesgo y el grado de dermatitis inducida por radiación.

  1. La cúrcuma previene la muerte celular inducida por la radiación UV

Las investigaciones han demostrado que la radiación UV induce daño en el ADN de las células, inestabilidad genómica e incluso puede inducir apoptosis o muerte celular. Los estudios han demostrado que el extracto de curcumina, el principal ingrediente activo presente en la cúrcuma, juega un papel importante en la prevención de cambios apoptóticos (cambios que conducen a la muerte celular) inducidos en las células debido a la radiación UV mediante la eliminación de los radicales libres producidos por la radiación UV.

¿Qué significa esto?

La cúrcuma previene la inestabilidad genómica y la muerte celular inducidas por la radiación UV.

  1. La cúrcuma ejerce efectos radioprotectores y trata los cánceres inducidos por radiación

Los estudios han demostrado que la exposición regular a la radiación es a menudo la causa de la inestabilidad genómica (una situación que hace que el ADN sea inestable y propenso a mutaciones), y puede conducir a un crecimiento celular incontrolado, conduciendo a cánceres. Las investigaciones han demostrado que la curcumina no solo protege a las células normales de la radiación al reducir el estrés oxidativo y la inflamación, sino que también puede matar las células tumorales de manera efectiva al aumentar la expresión de los genes responsables de la muerte celular.

¿Qué significa esto?

La cúrcuma posee propiedades radioprotectoras y evita que las células normales se vuelvan cancerosas al exponerse a la radiación.

  1. La cúrcuma previene el daño en la piel inducido por la radiación UV-B

Se ha observado que la irradiación crónica por UV-B provoca daño en la piel que causa pigmentación, arrugas, cambios en la elasticidad de la piel, etc. La investigación ha demostrado que el extracto de cúrcuma puede reducir este daño en la piel inducido por la irradiación UV-B inhibiendo la expresión de los genes que causan envejecimiento de la piel.

¿Qué significa esto?

La cúrcuma previene el daño en la piel y el envejecimiento de la piel inducido por la exposición a la radiación UV-B.

  1. La cúrcuma reduce las enfermedades cardiovasculares causadas por la exposición a la radiación

La investigación ha demostrado que la exposición a la radiación debido a la tomografía computarizada (TC), el tratamiento del cáncer, los accidentes de radiación, etc. aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares dependiendo de la cantidad de radiación a la que se ha estado expuesto. La investigación ha demostrado que la cúrcuma puede desempeñar un papel crucial en la prevención de enfermedades cardiovasculares como el ritmo cardíaco anormal, insuficiencia cardíaca, etc. y mantenimiento de la buena salud del corazón.

¿Qué significa esto?

La cúrcuma reduce el riesgo de ocurrencia de enfermedades cardiovasculares inducidas por la radiación.

  1. La cúrcuma previene el estrés oxidativo inducido por la radiación y, por ende, los riesgos de cáncer asociados

Se ha demostrado que la exposición a la radiación aumenta la peroxidación lipídica (un proceso que ocurre debido a la oxidación de ácidos grasos poliinsaturados) y trastornos asociados tales como daño en el ADN, inflamación, estrés oxidativo (una situación causada por la reducción de oxígeno y exceso de radicales libres) entre otros trastornos relacionados. Existen investigaciones que demuestran que la cúrcuma puede desempeñar un papel crucial en la inhibición del estrés oxidativo inducido por la radiación.

¿Qué significa esto?

La cúrcuma, debido a sus propiedades antioxidantes, inhibe la peroxidación de lípidos y reduce el estrés oxidativo al eliminar los radicales de oxígeno.

  1. La cúrcuma inhibe el daño proteico inducido por la radiación

La exposición a la radiación conduce a la escisión de proteínas y enzimas, lo que impide el funcionamiento celular. Las investigaciones han demostrado que la cúrcuma puede desempeñar un papel crucial en la prevención del daño proteico inducido por la radiación al unirse a la proteína y prevenir la desnaturalización de proteínas (la descomposición de la estructura secundaria de la proteína).

¿Qué significa esto?

La cúrcuma puede inhibir el daño proteico inducido por la exposición a la radiación, protegiendo así a las células de la apoptosis (muerte celular).

  1. La cúrcuma previene la tumorigénesis mamaria inducida por la radiación

Se ha demostrado que la exposición a la radiación es carcinogénica para las glándulas mamarias y provoca la iniciación de la tumorigénesis mamaria (tumores en las glándulas mamarias). Las investigaciones han demostrado que la cúrcuma tiene la capacidad de desempeñar un papel preventivo en la iniciación de la tumorigénesis mamaria inducida por la radiación sin causar efectos secundarios adversos.

¿Qué significa esto?

La cúrcuma puede desempeñar un papel quimiopreventivo en la iniciación de la tumorigénesis mamaria inducida por la radiación.

La cúrcuma y las enfermedades inducidas por la radiación

Dosis

beneficios de la cúrcuma en la lucha contra el cáncer de manera naturalNo hay una dosis exacta prescrita de cúrcuma para el tratamiento de enfermedades inducidas por la radiación. Sin embargo, se puede tener un suministro regular de cúrcuma como ingrediente en los curris. Pero, la cúrcuma, por sí misma, tiene una biodisponibilidad despreciable, por lo que debe tomarse en combinación con pimienta negra. Aunque la dosis requerida puede variar de una persona a otra, una cantidad de 400-600 mg de polvo de cúrcuma tres veces al día debería ser suficiente para ejercer efectos protectores en el cuerpo. Además, una persona puede tener de 1 a 3 g de la raíz seca y pulverizada de cúrcuma al día para mantenerse en la salud adecuada.

Precauciones

Se desconocen efectos secundarios de la cúrcuma, a excepción de las propiedades de adelgazamiento de la sangre. Por lo tanto, los pacientes con medicación para adelgazar la sangre no deberían tomar cúrcuma sin la recomendación de un médico. Además, las personas alérgicas a la cúrcuma y las mujeres embarazadas y lactantes deberían intentar evitar la cúrcuma. Finalmente, las personas con complicaciones en la vesícula biliar, como cálculos biliares, deben consultar al médico antes de tomar cúrcuma.

Conclusión

La mejor manera de prevenir las enfermedades inducidas por la radiación es evitar la exposición continua y prolongada a las radiaciones dañinas. Una investigación y estudio a fondo sobre el papel de la cúrcuma en su prevención iría un largo camino en hacer de la cúrcuma una forma fundamental para curar y tratar estas enfermedades.

Enlaces y estudios:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra