Beneficios de la cúrcuma para la colitis ulcerosa

6 Beneficios demostrados de la cúrcuma para la colitis ulcerosa [ACTUALIZADO]

Beneficios de la cúrcuma para la colitis ulcerosa, la colitis ulcerosa es una de las dos formas principales de enfermedad inflamatoria intestinal (EII), junto con la enfermedad de Crohn.

Es una enfermedad grave y si se deja sin tratamiento, una persona corre el riesgo de contraer cáncer de colon. Los síntomas de la enfermedad incluyen dolor abdominal, sangrado rectal, diarrea con sangre, pérdida de peso, fatiga, anemia y fiebre.

La enfermedad puede ser causada debido a respuestas inmunitarias inapropiadas, afinidad genética, cambios en la flora bacteriana intestinal normal y factores ambientales.

En esta condición médica, las personas tienen períodos de remisión en los que los síntomas desaparecen durante semanas o años. El objetivo del tratamiento es mantener el período de remisión durante un plazo más largo.

Los cambios dietéticos, la medicación o en casos graves la cirugía pueden ser útiles para tratar la enfermedad.

¿Qué es la cúrcuma?

La cúrcuma es una planta herbácea de la familia del jengibre, originaria del sur de Asia. Ha sido utilizada durante muchos años como un ingrediente clave en los platos asiáticos y tiene poderosas propiedades medicinales y también es antiinflamatorio lo cual hace que de muchos beneficios para la salud.

En la medicina tradicional india, se recomienda comúnmente el uso de extracto de cúrcuma. El ingrediente activo en la cúrcuma es la curcumina, que tiene potentes beneficios medicinales.

Se ha encontrado que el consumo de cúrcuma ayuda a combatir una variedad de infecciones, cánceres, enfermedades de la piel, y problemas digestivos. Los estudios de investigación muestran que la cúrcuma puede ayudar a las personas con colitis ulcerosa.

6 Beneficios de la cúrcuma en la colitis ulcerosa

Las propiedades antiinflamatorias de la cúrcuma son beneficiosas en la colitis ulcerosa.

  1. Tiene propiedades antiinflamatorias

Se ha encontrado que la cúrcuma posee una propiedad antiinflamatoria que puede ser beneficiosa en la reducción de la inflamación del revestimiento intestinal.

Un estudio experimental realizado por Bastaki et al. en 2016, mostró que la cúrcuma redujo las úlceras en el colon en la enfermedad inflamatoria intestinal. Otro estudio en animales publicado en el Journal of Medicinal Food en 2013 evaluó los beneficios de la cúrcuma en modelos de ratas inducidos con colitis.

Los resultados del estudio sugirieron que la administración oral de curcumina disminuye la lesión del colon y se asocia con la reacción inflamatoria disminuida. También tiene la capacidad de modular las vías del sistema inmunológico.

Un estudio experimental publicado en el Journal of BioFactors en 2012 evaluó los efectos antiinflamatorios de la cúrcuma en las enfermedades inflamatorias. El estudio sugirió que el ingrediente activo de la cúrcuma, la curcumina, es capaz de inhibir la proliferación de células inflamatorias, migración a los sitios inflamatorios.

También reduce la producción de citoquinas inflamatorias y otras proteínas mayores involucradas en el proceso inflamatorio.

El estudio concluyó que la cúrcuma puede ser utilizada como una alternativa en la prevención y tratamiento de enfermedades inflamatorias crónicas.

¿Qué significa esto?

La cúrcuma tiene una actividad antiinflamatoria efectiva que al ser administrada oralmente puede demostrar ser beneficiosa en la reducción de la inflamación y las úlceras en el revestimiento intestinal en pacientes con colitis ulcerosa.

  1. Tiene defensas antioxidantes

La cúrcuma tiene defensas antioxidantes que pueden prevenir la peroxidación lipídica y el estrés oxidativo proporcionando alivio a los pacientes con colitis ulcerosa. Varios estudios han demostrado la propiedad antioxidante de la cúrcuma.

Los estudios de investigación han encontrado que el daño del ADN causado por el estrés oxidativo contribuye al desarrollo de cáncer colorrectal en pacientes con colitis ulcerosa.

beneficios de la curcuma en el cáncerUn estudio publicado en International Immunopharmacology en 2007 evaluó los efectos beneficiosos de la actividad antioxidante de la curcumina para prevenir trastornos inflamatorios crónicos como la colitis ulcerosa.

Los resultados del estudio mostraron que la curcumina tenía la capacidad de reducir la síntesis de la óxido nítrico sintasa y la ciclooxigenasa. Estos agentes causan inflamación y alteran el equilibrio entre las defensas prooxidantes y antioxidantes.

El estudio concluyó que esta propiedad de la curcumina en la cúrcuma podría ayudar a prevenir el desarrollo de la colitis ulcerosa. Los estudios informan sobre las propiedades antioxidantes y radicales de captación de la curcumina.

La curcumina tiene la capacidad de eliminar radicales libres de oxígeno, peróxido de hidrógeno y aniones superóxidos. Estos pueden evitar más aún la peroxidación lipídica y el estrés oxidativo.

Un estudio observacional llevado a cabo por Menon et al. en 2007 evaluó las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias de la curcumina.

El estudio informó de que la curcumina tiene la capacidad de prevenir el daño oxidativo del ADN y proteínas, así como las células. Esta propiedad de la curcumina puede ayudar a prevenir una variedad de condiciones de enfermedad patológica crónica.

¿Qué significa esto?

Los estudios en animales demuestran que la cúrcuma puede reducir el estrés oxidativo, la peroxidación lipídica y revertir la actividad alterada de enzimas antioxidantes. La cúrcuma puede utilizarse como agente medicinal para curar el estrés oxidativo asociado a la colitis ulcerosa.

  1. Protege la salud del estómago

Diversos estudios de investigación han evaluado la propiedad gastroprotectora de la cúrcuma.

En un estudio experimental llevado a cabo por Liju et al. en 2015 se evaluó la actividad gastroprotectora de la cúrcuma en la úlcera gástrica. Los resultados mostraron que los aceites esenciales presentes en la cúrcuma tenían la capacidad de reducir las úlceras gástricas.

También se descubrió que los aceites reducían significativamente el estrés oxidativo, reduciendo así las lesiones.

Un estudio observacional realizado en la misma línea por Yadav et al. y sus colegas en 2013 sugirió la actividad gastroprotectora de la curcumina que se encuentra en la cúrcuma.

Los resultados del estudio mostraron que la curcumina previene la úlcera inducida por el tracto gastrointestinal y el estudio concluyó que puede ser utilizada como una medicina novedosa para el tratamiento de las úlceras y otras enfermedades inflamatorias asociadas.

¿Qué significa esto?

Los aceites esenciales y la curcumina presentes en la cúrcuma se han demostrado que poseen propiedades gastroprotectoras que pueden ser utilizadas para el tratamiento de las úlceras gastrointestinales. Los estudios de investigación sugieren el uso de la cúrcuma en lugar de los fármacos anti ulcerosos para evitar los efectos secundarios. Esta propiedad de la cúrcuma puede ser utilizada en la terapia de la colitis ulcerosa.

  1. Muestra actividad anticancerígena

Estudios preclínicos han sugerido el consumo de cúrcuma para la prevención del desarrollo de cáncer en las líneas celulares de mama, cervical, de colon, gástrico, hepático, leucemia, ovárico, pancreático y de próstata.

Los estudios clínicos realizados por Johnson y colaboradores en 2007 mostraron que el uso de la curcumina en pacientes con cáncer colorrectal era positivo, un grupo de personas recibieron tratamiento con la curcumina mostrando actividad anticancerígena.

Se demostró que 8000 mg por día de curcumina, administrados por vía oral a pacientes humanos, pueden ser útiles en la quimioprevención del cáncer de colon.

Otro estudio realizó ensayos clínicos en humanos en pacientes con cáncer colorrectal.

Los resultados sugirieron la seguridad y eficacia de la curcumina en la prevención del desarrollo del cáncer de colon. Se ha considerado que la curcumina en altas dosis es segura para el consumo sin ninguna toxicidad.

El estudio mostró que la curcumina potencia la muerte celular por apoptosis, inhibe la proliferación desregulada, la diferenciación y progresión de las células cancerosas.

¿Qué significa eso?

Los estudios de investigación muestran que la cúrcuma tiene actividad anticancerígena y tiene la capacidad de prevenir el desarrollo de cáncer de colon. Por lo tanto, puede utilizarse como agente quimiopreventivo en pacientes con cáncer colorrectal o evitar el desarrollo de cáncer de colon en pacientes con colitis ulcerosa.

  1. Regula la actividad del sistema inmunológico

curcuma y la colitis ulcerosaLa colitis ulcerosa es una enfermedad autoinmune. Los estudios de investigación han descubierto que la cúrcuma regulaba la actividad del sistema inmunológico, lo cual puede ser útil para los pacientes que padecen de colitis ulcerosa.

En un estudio experimental realizado en animales, publicado en la revista de farmacología internacional en 2008, se evaluó el efecto de la curcumina en las principales células T, células asesinas naturales y macrófagos.

Los resultados sugirieron que la inyección de curcumina no afecta la función citotóxica de las células del sistema inmunitario. El estudio concluyó que la curcumina modula el sistema inmunitario y es segura para el consumo.

Otro estudio publicado en la revista de inmunología clínica en 2007 sugirió que la curcumina actúa como agente inmunomodulador modulando la expresión de las células T, células B, células asesinas naturales, macrófagos y células dendríticas.

La curcumina disminuye la expresión de citocinas proinflamatorias. El estudio concluyó que la curcumina puede ser utilizada como una terapia potencial para los trastornos inmunológicos.

¿Qué significa esto?

El consumo de cúrcuma puede ser útil en el tratamiento de trastornos autoinmunes como la colitis ulcerosa, ya que la cúrcuma tiene la capacidad de disminuir la expresión de citocinas proinflamatorias y modular otras células del sistema inmunitario, como los macrófagos, las células B y las células T.

  1. Ayuda a mantener la remisión en la colitis ulcerosa

Los estudios clínicos sugieren el consumo de curcumina para mantener la remisión en pacientes con colitis ulcerosa.

En un estudio de revisión realizado por Garg y sus colegas, se realizaron ensayos clínicos en pacientes con colitis ulcerosa durante un período de seis meses, encontrando que la curcumina es una terapia segura y efectiva para mantener la remisión en la colitis ulcerosa durante un período más largo.

Un estudio experimental realizado por Hanai y colaboradores evaluó los efectos de la curcumina como terapia para la colitis ulcerosa. Ochenta y nueve pacientes con colitis ulcerosa participaron en el estudio.

Cuarenta y cinco pacientes recibieron 1g de curcumina, una vez después del desayuno y una vez después de la cena. El resto de los pacientes fueron asignados al grupo de control.

Los resultados del estudio mostraron que de 43 pacientes sólo 2 recaídas en el grupo de tratamiento con curcumina de 6 meses, mientras que 8 de 39 recaídas en el grupo placebo.

Con el tratamiento de curcumina se redujo la actividad de la enfermedad y también estos cambios fueron evidenciados por pruebas endoscópicas.

Al final de la terapia, 10 pacientes en el grupo de curcumina recaídas mientras que 14 en el grupo placebo. Los investigadores concluyeron que la curcumina es una terapia segura y efectiva para mantener la remisión.

Otro estudio experimental realizado por Singla y colaboradores en 2014 sugirió que la curcumina es capaz de mejorar la remisión en pacientes con colitis ulcerosa. Los pacientes fueron asignados para recibir:

  • Enema de curcumina más mesalazina oral
  • Enema placebo más mesalazina oral

Los pacientes sometidos a la administración de curcumina durante un período de 8 meses mostraron una remisión clínica del 43,4% en comparación con los pacientes del grupo de control que mostraron sólo un 22,7%.

Los resultados del estudio confirmaron que la curcumina conduce a mayores mejoras en la actividad de la enfermedad en comparación con el grupo de control con colitis ulcerosa distal leve a moderada.

El estudio concluyó que la curcumina tiene la capacidad de ser utilizada como una terapia adicional novedosa para el tratamiento de la colitis ulcerosa.

Un reciente estudio clínico realizado por Lang y colaboradores en 2015 informó que la curcumina es efectiva en la inducción de remisión en pacientes con colitis ulcerosa.

El estudio se realizó en pacientes con colitis ulcerosa leve a moderada que eran resistentes a la terapia con mesalazina. Algunos fueron asignados a recibir 3g de curcumina por día además de mesalamina, mientras que otros recibieron placebo con mesalamina. El estudio duró 1 mes.

El 53,8% de los pacientes en el grupo de curcumina logró la remisión clínica en 1 mes mientras que ninguno en el grupo placebo. 17 pacientes en el grupo de curcumina mostraron la respuesta clínica en comparación con 3 en el grupo placebo.

Se observó remisión endoscópica en el 38% de los pacientes del grupo de curcumina, mientras que esto no se observó en el grupo placebo.

Estos hallazgos demostraron que el tratamiento con curcumina y mesalazina es mucho superior, seguro y efectivo que el tratamiento solo con mesalazina para la colitis ulcerosa.

¿Qué significa esto?

El consumo de cúrcuma puede aumentar el período de remisión o mantenerlo durante un período más largo en pacientes con colitis ulcerosa. La investigación muestra que la curcumina es una terapia adicional segura y efectiva en la colitis ulcerosa.

Beneficios de la cúrcuma para la colitis ulcerosa

Dosis de cúrcuma para la colitis ulcerosa

No se ha prescrito una dosis específica de cúrcuma para la colitis ulcerosa. Sin embargo, se considera seguro el consumo de cúrcuma dietética y su inclusión en la dieta puede ayudar en el alivio de la colitis ulcerosa. No obstante, la cúrcuma y la curcumina son mal absorbidas en el cuerpo.

La «Pasta Dorada» es una receta que incorpora cúrcuma con pimienta negra y grasas saludables para una mejor absorción. Aquí está la receta para la «Pasta Dorada» hecha de polvo de cúrcuma. Si se hace con raíces frescas, encontrarás la receta aquí.

El consumo de cúrcuma debe comenzar con dosis pequeñas, como ¼-1/2 cucharadita al día durante una semana, y si no se observan efectos secundarios gástricos, aumentar la ingesta gradualmente en ¼-1/2 cucharadita cada semana.

La dosis recomendada es de 1-2 cucharaditas 2-3 veces al día (precisamente 1 cucharadita 3 veces al día).

Evitar tomar cúrcuma con el estómago vacío y si se toman dosis grandes, evitar tomarla al mismo tiempo que se toman medicamentos.

Mantener un intervalo de 3-4 horas para evitar la interacción de la cúrcuma con los medicamentos.

La dosis ideal de cúrcuma varía de persona a persona; algunas requieren menos mientras que otras requieren más. Depende de lo que te convenga y de la dosis que tu estómago pueda tolerar.

La leche de cúrcuma y el té de cúrcuma son formas deliciosas de tomar cúrcuma.

Si se opta por suplementos de cúrcuma, consultar a un profesional de la salud antes para evitar reacciones alérgicas o efectos adversos.

Precauciones

Aunque el consumo de cúrcuma dietética es muy seguro, se deben considerar algunas precauciones cuando se trata de utilizar suplementos de cúrcuma:

  • Evitar en el embarazo y la lactancia
  • Evitar si se sufre de obstrucción de la vesícula biliar
  • Evitar si se sufre de un trastorno hemorrágico
  • Interrumpir antes de la cirugía
  • Si un individuo padece gota o está en riesgo de desarrollar piedras en el riñón, debe limitar la ingesta de cúrcuma como especia.
  • Evitar tomar cúrcuma con el estómago vacío para evitar los síntomas de reflujo ácido.
  • Si uno padece un trastorno hemorrágico, pequeñas dosis de cúrcuma en la dieta son seguras, pero es mejor consultar a un médico antes de tomar cúrcuma o suplementos de cúrcuma en este caso.

Una precaución general que se debe tomar antes de incorporar la cúrcuma en la dieta es que la cúrcuma puede tener interacciones con los medicamentos que reducen el ácido estomacal, los antidepresivos, los medicamentos que reducen el azúcar en sangre, etc.

La curcumina, el ingrediente activo que se encuentra en la cúrcuma, es conocida por interferir en el metabolismo de los medicamentos. Por lo tanto, se aconseja no tomar suplementos de curcumina simultáneamente con cualquier otro medicamento.

Si se padece de cáncer o se está en terapia de cáncer, por favor, consultar a un médico antes de tomar suplementos de cúrcuma.

Conclusión

Desde hace varios años, la cúrcuma se utiliza como medicina tradicional principalmente por los asiáticos debido a los beneficios que proporciona en la curación de enfermedades asociadas al hígado, al tracto digestivo, a la piel y a la curación de heridas.

No hay duda de que la cúrcuma tiene varios beneficios terapéuticos que la hacen un agente potencial para la terapia relacionada con la colitis ulcerosa. Lo más importante es que su seguridad y eficacia han sido científicamente probadas.

Sus propiedades farmacológicas y fisiológicas la hacen una alternativa efectiva a los medicamentos utilizados para curar enfermedades inflamatorias como la colitis ulcerosa.

Fuentes y estudios:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra